César Valdez comenzó a preparar su temporada con los Tigres del Licey

0
11

SANTO DOMINGO.- Su regreso a Grandes Ligas con 35 años de edad sin ser un lanzador de poder, hizo que los jóvenes de los Orioles de Baltimore se interesaran por el historial de César Valdez, a quien le encajaron el apodo de “Chief” (Jefe).

En ese acercamiento, los chicos oropéndolas lo tomaron como un ejemplo de superación y fueron quienes presentaban al veterano derecho los vídeos de sus soberbias actuaciones con los Tigres del Licey, especialmente en la final de 2016-2017 ante las Águilas Cibaeñas, de la que fue declarado como Jugador Más Valioso.

El propio Valdez habló con Juan Nova Junior para los medios del Licey, de esta nueva experiencia en las Mayores, dos semanas después de su retorno a Santo Domingo, cuando ya comenzó a ejercitarse en solitario con la misión de afrontar la temporada 2020-2021 del béisbol invernal, que comenzará el 15 de noviembre, limitada a 30 partidos y que terminará el 15 de enero, por la pandemia de coronavirus.

“Fue una temporada grandiosa. No creí que llegaría esa oportunidad”, calificó rápidamente su actuación, que saldó con marca de 1-1, tres juegos salvados en nueve partidos, siete finalizados. Cubrió 14.1 entradas, solo tolero siete hits y dio tres bases por bolas (WHIP 0.698), admitió dos carreras limpias de tres que le hicieron (efectividad de 1.26) y 12 ponches recetados en base a sus lanzamientos rompientes.

A pesar de su buena actuación en los entrenamientos pretemporada, el equipo advirtió que darían oportunidad primero a los jóvenes, pero que había posibilidad de que subirlo, por lo que fue al campo alterno de los Orioles, pero viajaba con el conjunto.

Fue ante la indisposición de uno de los lanzadores que lo llamaron, tres años después de su última participación en Grandes Ligas en 2017, cuando compartió actuación en 11 partidos y 30.2 entradas con Azulejos de Toronto y Atléticos de Oakland. Habían pasado siete campañas desde que subió por primea a las Mayores (2010) con Arizona Diamondbacks.

¿Por qué fue este año importante? “Fue algo importante por el trabajo que venía haciendo, me he fajado, no he perdido la esperanza y se me dio la oportunidad. Fue algo especial, porque a los 35 años se me da la oportunidad de pertenecer a un equipo de Grandes Ligas, donde ahora mismo, en el béisbol los pitchers tiran sobre las 94 millas y yo no tiro tan duro y para mí fue algo muy importante”, fue su respuesta a la pregunta de Nova Junior.

Habló de la buena relación con los jóvenes de los Orioles, que le apodaron “Jefe” (Shief), “por ser el más viejo en el bullpen”, confiesa y se sonríe.

“Tuve una buena relación con los muchachos jóvenes; ellos hablaban conmigo, siempre me preguntaban de mi historial, de lo que venía pasando”, apuntó.

“Siempre me hablaban mucho de aquí, del Licey, siempre me buscaban el video de la serie que yo picheé contra las Águilas y para mí era un orgullo, de yo poder pertenecer a un equipo donde había tantos talentos jóvenes; ser, como quien dice, un ejemplo de superación, (de) no rendirte”, refirió.

Valdez dijo creer que la gerencia de Baltimore quedó muy conforme con su actuación. “Creo sí, hice un buen trabajo, se me dio la oportunidad de pitchear en diferentes situaciones, y gracias a Dios, las cosas salieron bien; Y (a) esperar seguir con el equipo y ayudar con lo que pueda”.

Sobre el Licey

Al terminar su actuación en Estados Unidos, Valdez retornó a su Santo Domingo natal y se propuso descansar dos semanas, “y ponerme a entrenar de una vez, (para) si me dan la oportunidad, entrar y ayudar al equipo en lo más que pueda”, dice en referencia al Licey, del que es indiscutible lanzador estelar.

Indicó que esta semana comenzó corriendo, ejercitándose, ya se está dando terapia de masajes y fortalecimiento “y esperar que empiece la pelota”.

Sin afirmar ni negar que sobre si se integrará desde el inicio, explicó que está entrenando de manea individual “y pueda ser que me vean por ahí entre semanas, sin me dan la oportunidad”, una expresiones como para llenar requisitos, dada su estelaridad en el equipo.

Expresa que sus metas en el juego son aprovechar lo que le queda de pelota, dar lo mejor, tratar de hacer buen trabajo y mantenerse en salud.

En el mensaje que es costumbre en el staff del Licey, de pedir un mensaje para los seguidores, Valdez expresó: Un saludo a toda la fanaticada, especial a los Tigres de Licey; vamos pa’ encima, vamos pa’lante y que ojalá sea una buena temporada para nosotros: las cinco letras”.

of-am

¡Comparte esta noticia!